"Debía haber algo más."

"...llegué a reconocer que mi vida no sería satisfecha plenamente por sólo comprar o tener cosas, pues éstas se acaban o se pierden."

por Blanca
(Universidad Veracruzana - Xalapa)

Mientras estudiaba la carrera de contador público en la universidad mi mayor interés era llegar a tener un trabajo que me redituara mucho dinero en el futuro. Tenía un sentido material de la vida. Las cosas que pudiera llegar a tener eran mi satisfacción.

En junio de 1996 estudiaba en Xalapa, Veracruz, cuando conocí a estudiantes de otras universidades de los Estados Unidos. Ellos estaban organizando reuniones en uno de los salones de mi facultad. Me interesé en ir para saber de qué se trataba y al mismo tiempo poder practicar mi inglés. Sin duda que fue una reunión diferente y me gustó. ¿Por qué diferente? Allí fue la primera vez que escuché acerca de tener una relación personal con Dios. Con mis nuevos amigos pasé gran parte del verano.

No olvidaré aquellos días en los cuales llegué a reconocer que mi vida no sería satisfecha plenamente por sólo comprar o tener cosas, pues éstas se acaban o se pierden. Debía haber algo más.

Al final del verano llegué a entender que poniendo mi confianza en Jesucristo podría tener una relación personal con Dios. ¡Lo hice!

Mi perspectiva de Dios empezó a cambiar. Entre otras cosas, el materialismo tomó un lugar menos importante.

Hoy, después de casi siete años, veo que la decisión de confiar en Jesucristo como eje central de mi vida ha cambiado mi forma de asignar valor a las cosas. ¡Puedo vivir cada día más satisfecha con lo que tengo!



© CadaEstudiante.com